SE ABRE UNA NUEVA VENTANA, DESDE NUESTRO COLE, PARA DAR A CONOCER TODAS LAS ACTIVIDADES QUE SE VAN REALIZANDO A LO LARGO DEL CURSO.
OS DOY LA BIENVENIDA Y ESPERO QUE OS SEA DE UTILIDAD.

PARA VER TODAS LAS ENTRADAS ACCEDER POR EL APARTADO ETIQUETAS

MANIFIESTO

  • Soy una blogfesora porque mi bitácora se ha convertido en un mecanismo efectivo para aprender y enseñar.
  • Soy una blogfesora porque creo en la inteligencia colectiva de la blogosfera.
  • Soy una blogfesora porque considero que los weblogs son una herramienta poderosa de educación y mejoramiento continuo.
  • Soy una blogfesora porque predico las buenas nuevas de los weblogs y su poder para transformar el proceso de enseñanza-aprendizaje.
  • Soy una blogfesora porque me fascina aprender y poder compartir lo aprendido en la blogosfera.
  • Soy una blogfesora porque creo en el poder terapéutico de los weblogs.
  • Soy una blogfesora porque una de las tareas diarias a las cuáles me enfrento con seriedad y responsabilidad es la de bloguear.
  • Soy una blogfesora porque la práctica de bloguear me libera de la rutina y la normalidad de todos los días.
  • Soy una blogfesora porque mis “web feeds” son mi biblioteca personal preferida.
  • Soy una blogfesora porque considero que bloguear es una práctica espiritual.
  • Soy una blogfesora porque me nutro todos los días de la sabiduría de la blogosfera.
  • Soy una blogfesora porque bloguear es un camino con corazón.

50 años integrando y educando

50 años integrando y educando
Realizado por nuestra compañera Yolanda

sábado, 8 de enero de 2011

¡¡COMENZAMOS!!

¡ÁNIMO CHICOS!
¡Comenzamos un nuevo trimestre!

12 CONSEJOS PARA AYUDAR A NUESTR@S HIJ@S EN SUS TAREAS ESCOLARES:
1. Muestre interés hacia lo que su hijo/a está aprendiendo. Pregúntele sobre lo que trató la clase ese día y sobre las tareas y pruebas que tiene (no espere la libreta de notas para preguntarle cómo le está yendo). Esté disponible para ayudarlo/a con las instrucciones o para contestar sus preguntas. No le dé respuestas simples en vez de eso, Ud. hágale preguntas que le permitan ver el problema de una manera diferente. Cuando su hijo/a esté atascado/a en algo, pregúntele qué es lo que está haciendo y qué preguntas le haría a la profesora. Revise las instrucciones y trabajen juntos en el primer problema. Luego deje que continúe solo/a con los problemas siguientes.

2. Sea un modelo para sus hijos. Aproveche la oportunidad mientras su hijo/a hace las tareas para leer un libro o el diario, o para hacer sus propias tareas (pagar cuentas, hacer la lista de las compras o hacer algo que dejó pendiente en su trabajo). Hable con su hijo de lo que Ud. está haciendo, leyendo o escribiendo. Cuéntele lo que Ud. hace en su trabajo. Todo esto ayuda a fomentar un ambiente de aprendizaje y responsabilidad en la casa, y motivan a los niños a estar más dispuestos a realizar sus tareas.

3. Enseñe a su hijo/a a ser organizado/a. Asegúrese de que tenga un cuaderno donde anote las tareas asignadas o un calendario diario o semanal con ese uso, para que ambos sepan qué es exactamente lo que debe ser realizado cada día (y cuál es la fecha en que debe ser entregada o mostrada la tarea a el/la profesor/a). Muéstrele cómo Ud. lleva anotadas las cosas en su agenda, como una forma de modelar una buena organización.

4. Elimine todas las distracciones posibles durante el tiempo de estudio.

5. Prohiba toda comunicación por teléfono que no esté relacionada con la tarea (a veces puede ser útil que su hijo/a se comunique con algún/a compañero/a de clase sobre la tarea).

6. Con respecto a la televisión, prohíbala durante el tiempo designado para hacer las tareas. Además, negocie con su hijo/a y permítale ver uno o dos programas favoritos diarios. Esto requerirá mucha paciencia de su parte, porque su hijo/a intentará convencerlo/a para mirar más televisión persista en su decisión.

7. Intente encontrar un espacio separado para cada uno de sus hijos, o establezca ratos de silencio en su hogar para hacer las tareas.

8. Trate de relacionar las tareas a la vida cotidiana de su hijo/a. Por ejemplo, las fracciones y las medidas pueden ser aprendidas cocinando con su hijo/a su comida favorita.

9. Algunos niños regresan del colegio listos para comenzar los deberes en sus casas otros, sin embargo, necesitan de un tiempo para relajarse. De acuerdo a esto, aliente a su hijo/a a establecer una rutina para hacer las tareas, la que ojalá sea a la misma hora y en el mismo lugar todos los días. Su hijo/a no hará sus tareas ligeramente si es que sabe que hay un tiempo específico establecido para ellas. Hacer un horario, ponerlo por escrito y colocarlo donde esté a la vista del niño o niña, como por ejemplo en la puerta del refrigerador (en la parte inferior), puede ayudarle a evitar la pérdida del tiempo. Asegúrese de que esta rutina considere el tiempo libre. Si Ud. encuentra resistencias para llevar a cabo una rutina de estudios y tareas, realice un contrato por escrito con su hijo/a, que establezca condiciones y beneficios otorgados por su cumplimiento.

10. Asegúrese de que su hijo/a tiene un lugar específico para hacer las tareas, con una buena iluminación, poco ruido, un amplio espacio de trabajo y con los materiales necesarios para las tareas (una mesa, una silla, papel, lápices, libros, diccionarios, etc.).

11. Felicite a su hijo/a por haber terminado la tarea. Demuéstrele que Ud. está orgulloso por su esfuerzo. Exponga en alguna parte los buenos trabajos para que todos los vean. Recuerde que no hay nada más importante para la autoestima de los niños que las alabanzas de los padres y de las personas que los rodean.

12. Una vez terminadas las tareas del día, pregúnte a su hijo/a por ellas, revísenlas juntos y hágale sugerencias para mejorar, siempre de un modo positivo. Las tareas son una práctica y no tienen por qué ser perfectas. Recuerde que los padres no pueden convertirse en la "policía de las tareas", chequeando cada una de ellas hasta el último detalle para asegurarse que éstas fueron hechas perfecta y completamente.

Escrito por www.deguate.com